Balas

Hoy mamá va a probar con la pistola, pero yo no quiero que se muera y he quitado las balas. Tengo que esconderlas bien porque últimamente siempre quiere ayudarme a recoger los juguetes. En el oso no puedo ponerlas porque están las cuchillas de afeitar de papá y en el camión verde no queda hueco con todas las pastillas. Lo que no entiendo es para qué quería mamá tres balas.

 

Anuncios

Acerca de Adrián

Me gusta contar y no hablo de matemáticas.
Esta entrada fue publicada en Cuentos breves, Microrrelatos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Balas

  1. vittt dijo:

    la tenacidad humana no tiene edad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s