Prejuicios

– A ver si consigue así que papá no haga más el indio.

– Mire, se lo diré en su idioma, a ver si me entiende. Creo que a todos les viene muy bien que su padre sea la cabeza de turco que les exime de responsabilidades. Y, ahora, pretenden engañarlo como a un chino para que entre aquí sin rechistar. Perdone la expresión, pero menuda merienda de negros lo de su familia. Por último, lamento decirle que lo de su padre tiene un nombre y no tiene nada que ver con hacerse el sueco.

Anuncios

Acerca de Adrián

Me gusta contar y no hablo de matemáticas.
Esta entrada fue publicada en Cuentos breves, Microrrelatos, Relatos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s