La ventana mágica

Desde la habitación de su hermanita ven pasar carrozas con forma de calabaza, casitas de chocolate, príncipes con sombrero de pluma marchando en sus caballos, peces voladores de miles de colores que cubren el cielo, enanos panzudos de orejas picudas, gigantes que tienen la costumbre de asomarse a la ventana y guiñarles un ojo. Entonces, mamá amenaza con aquello de que “o bajáis a comer o seréis unas niñas toda la vida”. Y ellas, con las mejillas todavía sonrojadas, se miran y sonríen maliciosamente porque saben mejor que nadie que Luna se pirra por las lentejas.

Anuncios

Acerca de Adrián

Me gusta contar y no hablo de matemáticas.
Esta entrada fue publicada en Cuentos breves, Microrrelatos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La ventana mágica

  1. abi dijo:

    ay lo que puede haber oculto tras una ventana……cuentos, microcuentos y cosas todavía más pequeñas, sin duda 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s