Crisis de fe

Disfrazado de vendedora de manzanas deleita a sus fieles con un pasaje bíblico. Hoy ha cambiado la sotana por un delantal raído que libera sus pantorrillas y en su cabeza no porta el habitual solideo sino que luce un pañuelo florido. El copón divino ahora tiene forma de cesta de mimbre y en su interior, el pecado en todas sus variedades: Golden, Royal, Reineta. La puesta en escena es rutilante, sin embargo, y desde hace un tiempo, las almas en pena que llenan la iglesia tienen la cabeza en otro lugar, ese en el que habitan los panes y los peces.

Anuncios

Acerca de Adrián

Me gusta contar y no hablo de matemáticas.
Esta entrada fue publicada en Microrrelatos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s