Vacío

20131021-213602.jpg

Habían atravesado la capa de nubes y un sol radiante bañaba todo el interior del avión. Lo despertó una repentina vibración en su pie derecho. Juraría que lo había apagado, pensó. Abrió la mochila pero se extrañó al ver que aquél no era su teléfono. Al incorporarse descubrió que a su lado no viajaba nadie. Miró por encima del asiento: el avión estaba completamente vacío. Desabrochó el cabezal metálico que lo ataba al asiento y caminó hasta la cabina. En la puerta encontró una nota. Con las prisas había olvidado sus gafas. Su imperfección visual fue la que había truncado su sueño. Se acercó a un palmo de la puerta y leyó: vuelvo en diez minutos.

Anuncios

Acerca de Adrián

Me gusta contar y no hablo de matemáticas.
Esta entrada fue publicada en Microrrelatos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Vacío

  1. Muy chulo!! me sorprendió el final, sacándome una sonrisa je je.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s