Quizás mañana

Laurence Demaison

Laurence Demaison

Han pasado demasiados años y esas dos palabras siguen martilleando mi cabeza con golpes de hielo. Éramos solo dos niños, qué le hubiera costado darme aquel beso. Me despreció como ni siquiera se desprecia a una rata y yo era un hombre enamorado. Juro que no le haré daño, solo quiero oler su pelo de ceniza, tocar su piel escamada, ver cómo se hace pequeña en este rincón. Deseo —Dios sabe que es lo justo— ser yo quien tenga el poder por una vez. Y que esta noche, a ciegas, me suplique: ¿Cuándo me vas a soltar?

Anuncios

Acerca de Adrián

Me gusta contar y no hablo de matemáticas.
Esta entrada fue publicada en Microrrelatos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s