Final

"Off the pitch!" John Evans

“Off the pitch!” John Evans

“El árbitro añadió catorce minutos”, logré decir con incredulidad. Pensé en qué interrupciones podían justificar tal prolongación pero solo recordé un par de tarjetas amarillas y un cambio por cada equipo. Eso sí, como el partido iba empate, casi nadie protestó. Fue a un minuto del pitido final definitivo cuando cambió todo: un error gravísimo de uno de los defensas del equipo local hizo que el rival marcara el gol que valía una Copa del Mundo. Esa noche, muchos lloraron por diversas razones. Pero de todos ellos fue el árbitro quien, ni aferrándose a su silbato como si fuera un rosario, halló consuelo. Y es que lo que había hecho era injustificable. Por mucho que amara su profesión. Por mucho que deseara que su último partido no acabara nunca.

Acerca de Adrián

Me gusta contar y no hablo de matemáticas.
Esta entrada fue publicada en microcuentos, Microrrelatos y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s